En busca del voto migrante: inquietudes y necesidades para movilizarlos en segunda vuelta
Chile Voto Migrante Segunda Vuelta

Coinciden en que varias propuestas de Kast son “preocupantes” y afirman que plan de Boric no tiene un “enfoque real”.

Por Manuel Hernández , El Mercurio Chile

Coinciden en que varias propuestas de Kast son “preocupantes” y afirman
que plan de Boric no tiene un “enfoque real”.

Son casi 450 mil los extranjeros habilitados para votar en las próximas elecciones del 19 de diciembre. Y si bien el tema migratorio movilizó a gran parte de los electores y sorprendió en la primera vuelta —con los resultados de candidatos como Franco Parisi en el norte y también de José Antonio Kast— la duda es con cuál candidato se sienten más identificados rumbo al balotaje.

Por un lado, integrantes de distintas comunidades han planteado su intención de votar por el abanderado del Frente Social Cristiano, para evitar que asuma Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) por su cercanía con el Partido Comunista.

Por el contrario,en esas mismas agrupaciones de ciudadanos foráneos hay opiniones que señalan como xenófobo al representante del Partido Republicano y que votar por él, siendo inmigrante, sería contradictorio.

La presidenta de la Asociación Venezolana en Chile, Patricia Rojas, afirma que “ambas candidaturas se quedan cortas en la política migratoria”. Pero sobre Kast apunta que “querer estigmatizar y criminalizar a las organizaciones nos preocupa”. Y reconoce que en las propuestas de Boric “no hay un enfoque real de cómo resolver el problema. Sin embargo, no sentimos la amenaza de ser posiblemente perseguidos”.

En ese sentido, espera que tras el cambio de Gobierno se convoque a todos los sectores “para tener una mirada integral de lo que se debe hacer”.

Eso sí, sobre el triunfo de Kast y Parisi en el norte y la correlación migratoria, dice que “es una consecuencia directa de una mala política migratoria, y lo que vemos es que se quiere seguir implementando otra mala política migratoria.

La solución no está en expulsar, en hacer una zanja, sino en escuchar propuestas y resolver el problema de fondo, que es cómo  acogemos a estas personas que van a seguir llegando”.

Detalle de las propuestas

Yesid Castaño, vocero de la colonia colombiana, solicita a ambos candidatos “que revisen sus propuestas migratorias.

«Tenemos cientos de miles de personas que pagan impuestos y llevan años esperando por una visa debido a la pésima gestión de esta administración”.

Con todo, rescata cosas positivas de ambos programas: en el caso de Kast, aplaude la propuesta 826 del programa, que impulsa una agenda para elevar penas a quienes abusen en arriendos, trabajos informales y contrataciones de migrantes.
También la 821, que elaboraría un estatuto de expulsión más expedito, “aunque Piñera no ha logrado hacerlo”, dice.
Sobre Boric,
Castaño destaca la propuesta 2 de migración, que plantea velar por la implementación del Servicio Nacional de Migraciones en regiones y con funcionarios capacitados, “porque necesitamos abogados capacitados que entiendan del área jurídica para los migrantes”.

Acerca de sus preocupaciones,
Dice que lamenta “muchísimas” propuestas de Kast y enumera la 820, que establece la creación de un recinto transitorio de inmigrantes ilegales:
“Es un centro de detención para inmigrantes y no está claro si incluye a los niños, si van a separar a los niños de sus padres”.
Y agrega que “también me preocupa la 825, que plantea la creación de una unidad especializada de la PDI para migrantes, algo como el ICE de Estados Unidos, porque en otros países esto ha llevado a terribles violaciones de los derechos humanos”.

En el caso de Boric,

Señala que le merece reparos su quinta propuesta, que apunta a regularizar a los migrantes que hayan ingresado irregularmente, evaluando caso a caso para revisar si otorgar residencia o se expulsan:

“¿Resolverles su situación migratoria a ellos, primero que a los que están aquí y llevan años esperando que les respondan por una visa’”, se pregunta.

Para Victoria Cardemil, vocera de la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas en Tarapacá, “es un tema muy peligroso que salga Kast”. Al respecto, menciona la iniciativa sobre disolución del Instituto Nacional de Derechos Humanos, así como una zanja en la frontera. “El cierre de fronteras es una utopía y la gente que no entiende le cree. Eso es como prometer que no va a llover más en el sur. La gente va a llegar y lo que se necesita es una transformación institucional, ser un mejor país receptor y conectar las oportunidades de empleos”, asevera.

Contenido relacionado